Descubriendo mi Propósito: Un viaje transformador con los Niños Santos y Silvia

Ceremonias sagradas
Ceremonia de niños santos | Silvia Todorov

Mi nombre es Rina, y quiero compartir contigo la experiencia que transformó por completo mi vida, abriendo un camino hacia el propósito y la conexión espiritual.

Mi viaje comenzó en un momento de monotonía, una vida marcada por la rutina y la repetición constante. Tras años dedicada a un trabajo que no llenaba mi corazón, sentí que necesitaba un cambio, algo más profundo y significativo.

Fue entonces cuando, un día, mientras navegaba por Instagram, una publicidad captó mi atención. Era sobre una ceremonia de niños santos, un concepto que me resultaba completamente desconocido. A pesar de mi falta de familiaridad con el tema, algo en mi interior resonó con la idea de participar en esta ceremonia. Sin entender completamente el porqué, seguí el impulso de mi corazón y decidí explorar esta oportunidad única.

Después de una breve investigación, encontré a Silvia facilitadora de medicinas sagradas que irradiaba amor y sabiduría. Sin dudarlo, la llamé para obtener más detalles sobre la ceremonia. Aunque al principio experimenté cierto miedo ante lo desconocido, la voz tranquila y alentadora de Silvia me brindó la confianza necesaria para aventurarme en este viaje de autodescubrimiento.

La ceremonia fue una experiencia mágica desde el principio. Participamos en un hermoso ritual donde agradecimos a las direcciones, a los elementos y a la madre tierra. Fue un recordatorio poderoso de la interconexión de toda la existencia y de nuestra responsabilidad de cuidar y honrar el mundo que nos rodea. Luego, se introdujeron medicinas que desconocía por completo, revelando un universo de posibilidades espirituales que estaba a punto de explorar.

Llegó el momento culminante de la ceremonia cuando recibí una taza de cocoa que contenía la esencia de los niños santos. Con los ojos tapados, me sumergí en un viaje de percepción más allá de lo físico. Silvia ambientó el espacio con música que resonaba en mi alma, y así comenzó mi conexión única con otras realidades.

Durante la ceremonia, experimenté una comunión profunda con el reino mineral. Los cristales cobraron vida a mi alrededor, convirtiéndose en extensiones de mi ser. Lágrimas de purificación, risas liberadoras y sanación profunda marcaron mi camino en este reencuentro espiritual. 

Fue un momento que desafía las explicaciones racionales, donde la experiencia trasciende las palabras y se convierte en una danza del alma.

Fue en este estado de conexión expandida que descubrí mi misión de vida, compartir la energía y la sabiduría del reino mineral con el mundo. Todo en este planeta tiene energía, y los cristales son guardianes de una fuerza ancestral que puede apoyarnos en todas las circunstancias de la vida. Mi corazón se iluminó con la comprensión de que este era mi propósito, mi contribución única al bienestar colectivo.

Después de esta reveladora experiencia, tomé la decisión de emprender con un negocio centrado en el reino mineral. Era la pieza que faltaba en el rompecabezas de mi vida, la expresión tangible de mi conexión espiritual y mi compromiso con el servicio a los demás. Cada cristal que compartía se convirtió en un mensajero de amor y sanación, extendiendo la misma magia que experimenté en la ceremonia de los niños santos.

Silvia desempeñó un papel esencial en mi transformación. Su presencia amorosa y su orientación sabia fueron como un faro en mi viaje hacia mi verdad. A través de los desafíos y las revelaciones, Silvia fue mi guía compasiva, recordándome constantemente que cada emoción, cada lágrima, era una parte crucial del proceso de sanación.

Hoy, miro atrás con profunda gratitud por haber seguido el llamado de mi corazón y haberme aventurado en este viaje.

Los niños santos y Silvia fueron los catalizadores que despertaron mi alma y me guiaron hacia mi verdadero propósito. 

Ahora, comparto con otros la magia de descubrir su verdad y conectarse con su propósito más profundo a través de los cristales.

Mi experiencia con los niños santos y Silvia fue un viaje revelador, lleno de sanación y conexión espiritual. 

Cada paso en este camino me recordó que la vida está llena de magia y propósito, esperando ser descubierta por aquellos dispuestos a aventurarse más allá de lo conocido. 

Que mi testimonio sirva como inspiración para aquellos que buscan su propio camino hacia la plenitud y la verdad.

¿Quieres recibir en tu correo píldoras inspiradoras para una vida más feliz y abundante?

Únete a nuestra comunidad de Almas Libres completando el formulario y recibirás una descarga gratuita en la que te entregaré 5 pasos para atraer el dinero a tu vida.

Sígueme en redes sociales

Sigue leyendo